Historia

Todo comenzó con mi deseo de preparar tortas de cumpleaños para mi hijo. Así descubrí mi amor por la repostería a fines del 2009. Con el tiempo, las recetas se fueron sofisticando y perfeccionando y no tardaron en llegar los pedidos de familiares y amigos. La fama de mis cupcakes fue creciendo al punto que no me alcanzaba el tiempo para satisfacer la cantidad de pedidos que recibía, así decidí constituir mi empresa y enrumbar nuevos caminos.

 

Hoy, somos ya un equipo de gente los que conformamos Claudia Cupcakes. Un equipo que trabaja con esmero y dedicación para proporcionarles siempre productos de primera calidad: cupcakes y tortas deliciosas, llenas de arte y color para acompañar sus eventos más especiales.